Carbón Activo Granular para el tratamiento de agua MG 850

Carbón Activo Granular para el tratamiento de agua MG 850

El carbón activado MG 850 es un carbón granular de alta calidad fabricado mediante un proceso de activación térmica con vapor. Por sus características, el carbón activo MG 850 puede ser sometido a sucesivos procesos de reactivación con una recuperación excelente de sus índices. Puede además ser utilizado en columnas de lecho fijo o lecho móvil, con un mínimo de pérdidas durante los procesos de contralavado y regeneración.

Descripción

Características

Los carbones MG 850 tienen elevada dureza por lo que presentan elevada resistencia a la erosión siendo por esto por lo que pueden emplearse para retener sólidos suspendidos pidiéndose sustituir a la arena o antracita que se utilizan para estos fines sin que se requiera cambiar o modificar los filtros ya existentes.

Funcionamiento

El MG 850 es muy adecuado para el tratamiento de potabilización de agua de pozo o superficial y también en el tratamiento de aguas residuales con predominio de contaminantes de diversos pesos moleculares. Así mismo obtiene excelentes resultados tanto en la decloración de agua como en los tratamientos terciarios de aguas residuales industriales.

Aplicaciones

• Sacos de 25 kg en pallet flejado y retractilado.
• Big bags de 500kg o 1000 kg de peso neto sobre pallet, flejado y retractilado.

Ventajas

Advertencias y recomendaciones sobre prevención y seguridad

Evitar la inhalación de polvo de carbón. El carbón activo húmedo reduce de forma sensible la concentración de oxígeno en espacios confinados. Se deben usar equipos de seguridad apropiados cuando se manipule el carbón activo en las tareas de llenado y substitución de filtros. Para más detalles no dude en consultar nuestro SDS.

FAQ

Si el carbón se va a almacenar durante mucho tiempo antes de utilizarse, es necesario que se mantenga en su embalaje, que evite el contacto del producto con el aire, ya que éste lo oxida y reduce la capacidad de adsorción. Con mayor razón hay que evitar el contacto con vapores orgánicos, ya que éstos saturan el carbón. Si se guarda debidamente el carbón activado, la fecha de caducidad es de dos años desde su fabricación.

También te recomendamos…

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.
Suscríbete
¡Sé el primero en conocer todas nuestras novedades y promociones!